fr | en | es
Acerca del OID | Lista de los miembros | Boletín Electrónico | Contacto | Portada | Banco del Sur

Banco del Sur está listo y sólo resta aprobarlo por los Congresos


por Agencia de Prensa del Mercosur, Universidad de La Plata, Argentina

12 de mayo de 2009

Finalmente, puede decirse que el Banco del Sur ya está listo. El pasado viernes 8 de mayo en Buenos Aires, los ministros de Economía y Finanzas de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela terminaron de definir los términos del estatuto de la futura entidad. Ahora, es tiempo de que los presidentes y los Parlamentos de cada uno de los países ratifiquen el acuerdo.

La letra chica del convenio establece que los siete socios aportarán un capital inicial de 7000 millones de dólares. Para alcanzar esa cifra, Buenos Aires, Brasilia y Caracas contribuirán con 2000 millones cada uno. Por su parte, Montevideo y Quito, 400 millones por lado; y Asunción y La Paz, 200 millones.

En cuanto al funcionamiento del Banco del Sur, cada país tendrá un voto en el directorio. Sin embargo, p ara la aprobación de los proyectos de más de 70 millones de dólares, se necesitará el apoyo de los dos tercios del capital aportado en el banco.

Así se definió uno de los temas que más tardó en resolverse: el "peso" de cada país a la hora de tomar una decisión. De esta manera, para este tipo de proyecto, se deberá contar con el voto de al menos dos de los aportantes más importantes: Argentina, Brasil y Venezuela.

La sede central del banco estará en Venezuela, y tendrá dos subsedes, una en La Paz y la otra en Buenos Aires. Los créditos que otorgue el Banco del Sur serán para proyectos de infraestructura y sociales, según se informó en conferencia de prensa luego del encuentro ministerial.

El ministro de Economía argentino, Carlos Fernández, señaló que lo acordado “tiene términos aceptables, por lo que puede ser rápidamente aprobado” por los Legislativos de cada país.

Respecto al difícil momento en que se logra el acuerdo, Fernández manifestó que ”se valora más la creación del Banco en el contexto de la crisis financiera internacional”. Por su parte, el ministro brasilero Guido Mantega sostuvo que “estamos dando otro paso en sentido de la integración financiera regional”.

Además de Mantenga y Fernández, estuvieron presentes los funcionarios Luis Alberto Arce Catacora (Bolivia), María Elsa Bitel (Ecuador), Dionisio Borda (Paraguay), Álvaro García (Uruguay) y Alí Rodríguez Araque (Venezuela).

El proyecto del Banco del Sur fue puesto en marcha formalmente por mandatarios de los siete países el 9 de diciembre de 2007. La idea original fue del presidente venezolano Hugo Chávez, quien en el año 2004 propuso conformar una entidad financiera propia para poder utilizar las reservas propias en proyectos de regionales

La mejor respuesta a la crisis

Tanto Fernández como Mantenga, quienes estuvieron a cargo de la rueda de prensa, sostuvieron que la puesta en marcha del Banco del Sur es la mejor respuesta ante la crisis financiera mundial, y que por eso deberá comenzar a funcionar “cuanto antes”.

Por otra parte, la puesta en funcionamiento de la entidad servirá para frenar el nuevo avance de Fondo Monetario Internacional (FMI), que busca volver a convertirse en el principal prestamista de la región.

No obstante, el Banco del Sur no funcionará como prestamista al estilo del FMI, sino que se dedicará a financiar proyectos de desarrollo en sectores clave de la economía. El objetivo de esto será mejorar la competitividad y combatir la pobreza y la exclusión. Es decir, los gobiernos tendrán un importante recurso para evitar las tradicionales exigencias neoliberales de los gurúes del Fondo.

Uno de los temas que preocupa a los ministerios de Economía de los siete países, es cómo financiarse para pagar los vencimientos de deuda. Como se dijo, el Banco del Sur no podrá financiar a los países para pagar deuda. Sin embargo, no se descarta que a futuro se pueda optar por esta opción si es que el único camino posible sigue siendo el FMI

Acuerdo entre Argentina y Brasil

El viaje a Buenos Aires de Guido Mantega sirvió para definir otros temas pendientes entre su país y Argentina. Además de los avances del banco del Sur, los ministros de Argentina y Brasil anunciaron un acuerdo por el cual los países harán un intercambio de divisas en moneda local por valor de 1.500 millones de dólares. Con esto, se apunta a reforzar los sistemas monetarios en caso de emergencia.

Mantenga manifestó que Brasil, está dispuesto a alcanzar pactos del mismo tono con el resto de los gobiernos sudamericanos. "Estos créditos recíprocos pueden usarse como tales o mantenerse como reserva monetaria, como hizo Brasil cuando recibió 30.000 millones de dólares de la Reserva Federal de Estados Unidos”, detalló.

Con esto, se da a entender que esos fondos serán "de libre disponibilidad", es decir, podrán usarse para reforzar las reservas monetarias o con fines financieros.

Por su parte, Fernández señaló que el "swap de monedas" (así se conoce a este tipo de acuerdos) será analizada por los equipos técnicos la semana próxima. Se trata de aplicar "un mecanismo simple, con operatividad por medio de los bancos centrales" dijo Fernández.

Argentina firmó un convenio similar con China para el intercambio de divisas en moneda local por valor de 10.000 millones de dólares. Como bien dijo Mantenga, este tipo de tratado sirve

Publicado por SurySur


^^^
Este sitio Web es albergado por el servidor independiente y autogestionado |DOMAINE PUBLIC|,
u es realizado con el sistema de publicacion |SPIP|, bajo LICENCIA DE SOFTWARE LIBRE (GPL).